Metástasis Orbitaria

Metastasis Orbitaria

Varios tipos de cáncer se pueden diseminar (hacer metástasis) para llegar a los tejidos alrededor del ojo (órbita). La metástasis orbitaria más habitual son los cánceres de mama, pulmón, riñón o próstata. Sin embargo, alrededor del 20% de los pacientes que presentan metástasis orbitarias no tienen un cáncer primario conocido en ningún otro lugar del cuerpo.

La metástasis orbitaria puede producir muchos hallazgos como ojo abultado, visión doble, dolor o incapacidad para mover el ojo. Existen varias pruebas que ayudan a delinear mejor la extensión de esta enfermedad, entre las que se incluyen la tomografía computarizada (TC) y la resonancia magnética (IRM). El diagnóstico final se confirma por biopsia. A veces, la biopsia se realiza con una aguja y otras veces requiere cirugía. El tratamiento de dicha anomalía, generalmente implica quimioterapia o radioterapia, pero a veces todo el tumor se puede extirpar mediante cirugía. El manejo se realiza con varios especialistas, y el oncólogo ocular es importante para las decisiones.

También te puede interesar: